Español | English | Italiano

Analogías

En el compromiso con el país que acogió a sus ancestros, Los Perosio a su llegada se dedicaron a la dura y fecunda tarea de largas jornadas de sol a sol, labrando la tierra y buscando un futuro mejor para sus hijos... Soñaban con un país mejor.

Los Perosio fueron agricultores, empleados, funcionarios, comerciantes, industriales, formidables profesionales. Regaron además no solo esta tierra con su sudor sino también con su sangre... Dos hechos demuestran también el compromiso con su país y son parte de nuestra historia.

Curiosamente en dos períodos de la historia Argentina señalados como infames, dos Perosio un hombre y una mujer, fueron asesinados por su compromiso social con el país que había acogido a sus abuelos llegados al país en distintas épocas... Los dos por la sin razón de mezquinos intereses, el mismo enemigo del pueblo. Curiosamente ambos transitando los 30 años, en la plenitud.

El primer hecho en 1930 , durante la segunda presidencia de Hipólito Irigoyen.

Domingo Luis Perosio, nacido el 14 de septiembre de 1897, hombre de trabajo y miembro de una caracterizada familia rosarina, empleado postal y ferroviario en la provincia de Santa Fe y agricultor en la provincia de Córdoba, comprometido con las reivindicaciones sociales de su pueblo, comenzó a participar en el radicalismo irigoyenista.

Llamado a participar como funcionario por su partido la U.C.R, fue designado como comisario de la ciudad cordobesa de Río Primero, en épocas donde la carrera policial no existía y los intendentes elegían a esos funcionarios, elegido por sus cualidades de hombre de bien y con firmes convicciones, con el objetivo de garantizar el orden durante las elecciones de la provincia con antecedente de fraudes electorales de parte de los conservadores.

Vilmente emboscado por sicarios del partido Demócrata lo asesinan aprovechando la confusión durante una reunión política de ese partido en la plaza de la ciudad de Santa Rosa de Calamuchita, el domingo 20 de abril de 1930.

Domingo Luis Perosio
Domingo Luis Perosio.

Dejaba huérfanos a tres hijos muy pequeños, el mayor de 7 años.


La prensa encabezada por el Diario Crítica de Buenos Aires y dirigido por Natalio Botana publicó una versión armada y difamante para desestabilizar al partido gobernante, preanunciando los funestos días del golpe militar.


El diario de su ciudad daba una semblanza de su vida ejemplar.


Su funeral en el cementerio "El Salvador" en Rosario, su ciudad natal.

Cuatro meses más tarde el 6 de septiembre de 1930 se produce una auténtica catástrofe institucional. El presidente Hipólito Yrigoyen es derrocado por un golpe militar encabezado por el general José Félix Uriburu. Era la primera vez en setenta años de vida institucional que un presidente era expulsado del poder. Tropas del Colegio Militar y de la Escuela de Comunicaciones ocuparon la Casa de Gobierno.

Yrigoyen, que había delegado el mando en el vicepresidente Martínez, renuncia y es detenido. Mucha gente en las calles saludó a las tropas... Hay tiroteos delante del Congreso y ocho personas mueren.

El diario "Crítica", promotor del golpe, llega a publicar 483.000 ejemplares. Uriburu jura como presidente provisional y la Corte Suprema legaliza el acto.

 

Se decreta la Ley Marcial, hay fusilamientos, allanamientos, detención y tortura de dirigentes políticos y sindicales. Son detenidos los generales Mosconi y Baldrich. Yrigoyen es indagado por un juez en su confinamiento de la isla Martín García, en busca de irregularidades, que nunca encontraron.

 

El segundo hecho durante la dictadura militar de la década de 1970.

Beatríz Leonor Perosio, había nacido en Buenos Aires el 18 de agosto de 1948. Se había criado bien en el corazón de la Capital Federal.

De muy buena familia, porteña de pura cepa de Palermo, jugaba al fútbol con sus amigos de barrio, educada en colegio religioso pero de espíritu indomable, de cantar sus verdades sin respetar autoritarismo.

María Estela Martinez de Perón había sido derrocada por el autodenominado Proceso de reorganización Nacional, gobernaba el general Jorge R. Videla y Argentina organiza el campeonato mundial de fútbol y se consagra campeón del mundo.

Mucha gente en las calles saludó a las tropas...

Beatriz Leonor Perosio, ocupaba el cargo de Presidente de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires (APBA) desde 1977 y de la Federación de Psicólogos de la República Argentina (FePRA), al momento de ser secuestrada el 8 de agosto de 1978 del Jardín de Infantes que había fundado con otra socia, para formar niños que pensaran y tuvieran conciencia crítica, tenía treinta y un años y era soltera. Dejó una nota a una colega amiga dando detalles del lugar a donde supuestamente sería trasladada.


Beatriz Leonor Perosio.
 

Desde ese momento no se tuvieron más noticias de ella. A partir de ese hecho, la A.P.B.A como F.E.P.R.A y la C.G.P se pronunciaron sobre lo sucedido, realizaron diversas gestiones ante la justicia, ante la prensa nacional e internacional, ante organismos de derechos humanos y entidades de la psicología tanto nacionales como del extranjero, todo en un accionar conjunto con su familia . Todo con resultados negativos.

El país aún festejaba la obtención del campeonato mundial de fútbol y descreía de las noticias que llegaban desde el exterior de campos de concentración...

Como analogía final ambos crímenes quedaron impunes...

Copyright © 2003-2017 . El acceso a los textos e imágenes digitalizados se ofrece al sólo efecto de su consulta con fines recreativos, educativos o de investigación. No está permitida su publicación o reproducción por cualquier medio físico o electrónico sin expresa autorización por parte de .
Desarrollado por Railef